More DW Blogs DW.COM

Fútbol alemán

Deutsche Welle en español

Gracias por la espera

A aquellos que no mueren sólo les queda como opción seguir viviendo; el vacío y el dolor de perder a un ser querido quedarán anclados para siempre, quizás (con certeza) con el paso del tiempo con mucho menos peso, pero permanecerán allí.

Esa fue la lección que aprendí recientemente; fiel a ella aquí estoy de nuevo con ustedes, presto a hablar de fútbol, del alemán: la vida sigue su curso.

Han pasado tantas cosas durante esta pausa del blog, acontecimientos sobre los cuales normalmente habríamos hablado en su momento, que recapitularé un poco para por lo menos dejarles en claro mi posición y mis pensamientos al respecto.

¡Dortmund campeón!

Ya durante la pausa de invierno, en los albores de este 2011, celebraba desde esta tribuna ese logro que se veía venir como se ve venir la noche al finalizar el día. Para fortuna de los seguidores de la Bundesliga el título resultó menos holgado de lo que pudo ser e incluso alcanzó a tener su drama en la recta final del torneo; pensar en que el Dortmund no era el que se lo merecía y el que lo obtendría no lo dudó nadie.

Del equipo amarillo y negro hemos hablado mucho, lo hemos desglosado tano como hemos podido, y sólo me resta decir: ¡Felicidades Doble J! Para quienes no sepan a quien me refiero aquí tengo que decir que hubo una época en que este blog le dio la bienvenida a un entusiasta comentarista del fútbol alemán y apasionado seguidor del Dortmund. Eso fue hace ya algunas temporadas y hoy me acuerdo de Doble J porque sé que debió celebrar en España con la misma efervecencia que en la cuenca del Ruhr.

Schalke arrollado

Debe haber un par de analistas a quienes mi positiva (a la postre irreal) evaluación de las opciones del Schalke de alcanzar la final de la Champions League les produjo una sonrisa que hoy debe ser (con todo el derecho) una carcajada.

Pero sonrisa va, carcajada viene, yo sí creí que el Schalke tenía con qué darle la batalla al Manchester United en la semifinal. Los resultados, y mucho más la forma contundente e implacable con la que se obtuvieron, hablan su propio idioma, un idioma que entiendo y en el que se me dice “te equivocaste enormemente, en últimas no sabes de qué hablabas”.

Lo curioso es que aún así, si hoy me volvieran a preguntar mi respuesta sería la misma, y aunque la historia dice otra cosa, yo continuaré creyendo (sabiendo) que los partidos contra los ingleses deberían haber sido más equilibrados.

Las sorpresas reciben sus premios

Hannover y Mainz van a representar a Alemania en la Liga de Europa, nada más justo. Ambos equipos, a su manera, y con su forma muy particular de interpretar el fútbol, le imprimieron una interesante dinámica al torneo de la Bundesliga que va terminando.

Junto al Dortmund, localmente, fueron estos dos equipos los principales protagonistas de un año donde pocas cosas brillaron para los grandes. La recompensa es mercida, aunque les anuncio desde ya, los efectos en la clasificación quinquenal de la UEFA para Alemania serán todo menos positivos (pero de pronto, como suele ocurrir, me quivoco…)

Adiós St. Pauli, bienvenido Berlín

La capital de Alemania se merece tener fútbol de primera división y la próxima temporada volverá a contar con él por una razón muy sencilla: un club con una estructura hecha para la categoria más alta cabalga (como sucedió) en la más baja con gran fluidez.

A la inversa, con el pesar que da porque a un club de esas características le da color a la Bundesliga, los que llegan pensando en chico, se quedan chicos. El St. Pauli lo tenía todo en sus manos para salvarse y los nervios lo traicionaron, los nervios de uno que se siente como de segunda. Paradojicamente los nervios, esos que hacen que se piense como un miembro permanente de la primera división, tienen al Moenchengladbach al borde de la salvación.

Perdí una apuesta

¿Van a desmantelar la plantilla del Dortmund? Escuché la pregunta creo que unas 1483 veces en los últimos tres meses y mi respuesta fue, luego de consultar con fuentes del club, “NO”. Hasta aposté…

Y miren, se va al Real Madrid el eje del Dortmund: Nuri Sahin. En Dortmund hicieron todo por retenerlo y el jugador, según me cuentan, se hubiera quedado de no tener el representante que tiene, el mismo que colocó a Özil en la capital española; sin su intervención la historia habría sido otra y ahora los recién coronados campeones se ven obligados con miras a la Champions League a hacer algo que no querían, reforzar la plantilla y volver a afianzar la mecánica de un mediocampo que estaba muy engrasado. Atención, la de Sahin no será la última despedida.

Date

mayo 9, 2011 | 8:39 pm

Share