More DW Blogs DW.COM

Fútbol alemán

Deutsche Welle en español

Precios exagerados en Bilbao

Claro que hay razones de peso para que, oficialmente, tanto Schalke, como club, y su afición, a través de la asociación que agrupa a las diferentes barras, se quejen de los precios que les están exigiendo para asistir en San Mames al partido de cuartos de final de la Liga de Europa.

El club alemán ha puesto a disposición de los seguidores del Athletic más de 1750 entradas a precios muy módicos; en Bilbao, sin embargo, el contingente de 2000 tiquetes para los hinchas del Schalke mínimo doblan, y casi cuadriplican, el valor que los españoles tendrían que pagar en Gelsenkirchen.

Para el partido en el Veltins Arena del jueves 29 de marzo (se lee oficialmente aquí), Schalke puso a disposición de los aficionados del Athletic 948 entradas de 25 euros (¡25! Una ganga para un partido de este nivel en competencia Europea) y –una vez se hayan agotado éstas- otras 820 boletas cuyo valor es de 45 euros (todavía muy baratas).

En contraprestación, y de aquí la molestia en Alemania, el Athletic, para el partido de vuelta a jugarse el 5 de abril en San Mames, ofrece poco menos de 2000 tiquetes cuyo precio promedio es de 90 euros (adicionales los costos de pre-venta, es decir unos 100, 110 euros en total).

La cuenta es muy simple: en el peor de los casos los seguidores del Schalke tendrán que pagar cuatro veces más que los hinchas del Athletic; en el mejor de los casos el doble.

En la realidad la cosa es así: por cada alemán que vaya a Bilbao, podrán venir dos, hasta cuatro, españoles a Gelsenkirchen. ¿Dónde está la lógica y el equilibrio de esta cuenta?

La afición del Schalke, y el mismo club, se han quejado formalmente ante las directivas del Athletic por esta situación por más desigual, pero de otro lado, las esperanzas de que los precios se equilibren son reducidas pues en Bilbao saben que las entradas ordenadas en competencias europeas se deben pagar obligatoriamente, y que muchos alemanes ya organizaron su viaje antes de conocer los elevados costos vinculados a su ingreso al estadio.

Pues bien, así es, esa la diferencia entre el fútbol alemán y el español en cuanto al trato a la afición; los primeros facilitan con sus precios una asistencia plena a los estadios, los segundos ven una oportunidad de hacer caja.

Date

marzo 21, 2012 | 12:13 pm

Share